Ojo Seco Poen Roemmers

Síndrome de ojo seco. Síntomas, causas y consejos.

¿Qué es el Síndrome de Ojo Seco?

El síndrome del ojo seco, también conocido como enfermedad del ojo seco o queratoconjuntivitis seca, se caracteriza porque los ojos no son capaces de producir suficientes lágrimas, lo que conduce a una alteración de la película lagrimal que recubre la superficie ocular. Esto provoca mayor sequedad e irritación a ese nivel, pudiendo causar incluso daños a nivel de la córnea y la conjuntiva.

¿Que es la Película Lagrimal o Lagrima?

Es una delgada película liquida del ojo sumamente importante para la nutrición, integridad, funcionamiento, humectación, limpieza, estabilidad y protección de las influencias externas, su déficit causa ojo seco.

¿Que puede causar el Síndrome de Ojo Seco?

Aunque no se suelen conocer las causas del ojo seco, entre los factores de riesgo que pueden producir este síndrome se incluyen:

  • Edad: la secreción de las lágrimas disminuye con la edad, lo que hace que este síndrome sea más frecuente en personas de edad avanzada.
  • Alteraciones hormonales, principalmente en el sexo femenino con la disminución de los estrógenos durante la menopausia.
  • Enfermedades sistémicas, como la enfermedad de Parkinson, la diabetes mellitus o el síndrome de Sjögren.
  • Utilización de lentes de contacto: las lentillas producen un aumento de la evaporación de las lágrimas, lo que favorece la aparición del ojo seco.
  • El uso prolongado de pantallas. (Televisores, computadoras, tabletas o teléfonos)
  • Cirugía ocular.
  • Medicamentos oftalmológicos y/o orales.
  • Factores ambientales. (Aire acondicionado)

Síntomas del síndrome de ojo seco

De presentar estos síntomas, consúltalo con tu oftalmólogo.

Existen diferentes tipos de Ojo Seco

  • Leve: Se presentan síntomas ligeros de sequedad ocular: picor, sensación de sequedad y raspado, deseo de cerrar los ojos.
  • Moderado: A los signos anteriores se añaden síntomas subjetivos de sequedad ocular: dificultad de abrir los ojos al despertar por la mañana o tras la siesta, sensación de arenilla en los ojos, quemazón, hormigueo, fotofobia.
  • Grave: Es el mas crónico, existe presencia de lesiones corneales y conjuntivales persistentes, que empeoran si el cuadro de sequedad no es tratado. El ojo seco severo, en sus formas más simples, no afecta a la visión pero en su forma extrema disminuye la agudeza visual.

De todos ellos, los tipos de ojo seco que más se encuentran los oftalmólogos en consulta son el leve y el moderado. Por esta razón se recomienda el uso continuo de lagrimas artificiales en gel o en gotas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *