Panico

Trastorno de pánico

El trastorno de pánico forma parte de los trastornos de ansiedad. Tiene una alta prevalencia y se convierte en la “gripe emocional del tercer milenio” pues no está limitado a nivel cultural ni clase social ni edad. Con frecuencia acompaña (comorbilidad) a otros problemas como depresión, problemas cardiovasculares y gastroduodenales.

El trastorno de pánico es el “infarto de la psiquiatría”. Es un cuadro agudo, inesperado que  generalmente sin causa alguna le “explota”  al paciente como miedo intenso y paralizante que se acompaña de síntomas orgánicos. Se pueden presentar síntomas como taquicardia, opresión en el tórax, dificultad para respirar, sudoración, dificultad para tragar, mareos, vómitos, tinitus, cefalea, tensión muscular, parestesias o aumento de la presión arterial. Esta sintomatología orgánica amplia y variada determina que el paciente en primera instancia busque atención profesional en los diferentes especialistas de la medicina como son internista, cardiólogo, gastroenterólogo, etc.

Pero el trastorno de pánico es algo más que síntomas orgánicos, también el paciente puede presentar síntomas de desrealización: No sabe donde esta, desconoce el lugar y percibe que el ambiente es ajeno a sus recuerdos. O síntomas de despersonalización de forma abrupta el paciente se desconoce a si mismo, duda quién es y le invade un estado de extrañeza consigo mismo. Estos síntomas son altamente molestos y llevan al paciente a pensar que tiene un problema cerebral motivo por el cual busca atención en especialistas de la neurología o neurocirugía.

Pero no todo se limita a esta sintomatología. Hasta ahora con la presencia de estos síntomas se puede diagnosticar un “ataque de pánico”, cuadro mental que le permite al paciente seguir su vida normal. El trastorno de pánico se instala cuando los síntomas orgánicos, de desrealización o desperzonalizacion se acompañan de síntomas del pensamiento.

 

 

 

 

 

 

 

Síntomas del pensamiento

Se denominan síntomas del pensamiento o síntomas cognitivos a ideas negativas acompañadas de gran ansiedad o/y miedo. Las ideas negativas o preocupaciones exageradas van desde: “Me voy a morir”, nunca me mejorare”, “me voy a volver loco” hasta ideas negativas o catastróficas muy importantes para diagnosticar el trastorno de pánico: Acompañadas de gran ansiedad ideas que el ataque de pánico le repetirá.

Estas últimas ideas son las que inhabilitan al paciente pues no sale de su casa, no va al trabajo, no socializa, no tiene relaciones sexuales y su calidad de vida se deteriora.  Entonces es cuando emerge el trastorno de pánico y es indispensable buscar ayuda del psiquiatra.

Tratamiento

Para el tratamiento del trastorno de pánico se indica que tanto la farmacoterapia como la psicoterapia cognitivo conductual, son las dos herramientas básicas más eficaces para el control de sus síntomas y que deben aplicarse en forma combinada durante un tiempo considerable para que la recuperación sea sólida y duradera.

Las técnicas de Psicoterapia Cognitivo-Conductual,  están orientadas a tratar específicamente los pensamientos negativos y los circuitos generadores de ansiedad y temor, permitiendo instrumentar en forma gradual el afrontamiento de las situaciones temidas:

1. Identificación de funciones mentales.

2. Rectificación de pensamientos como: Voy a morir, voy a enloquecer, esto nunca se me quitara, si salgo me da la crisis, mi corazón esta mal, no puedo respirar

3. Reprogramación de conductas.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Fuente: Dr. Luis José Uzcátegui
Médico. Psiquiatra. Antropólogo
Desarrollador de modelos clínicos emocionales y cognitivos
Venezuela.

 

This Post Has 2 Comments

  1. Muy buena la información! Pero me dejo una duda: De que manera pueden ayudar los familiares y amigos del paciente con trastorno de pánico? Que se debe hacer en el momento que la persona presenta los síntomas del trastorno?

    1. Es importante saber que el trastorno de pánico es un problema que los especialistas conocen y resuelven, y que si buscan ayuda mejorará su calidad de vida.

Responder a Alejandra Romero Cancel comment reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *