Imagenes Noticias Y Blogs

La lactancia materna, guía práctica para mamás

La leche materna es lo mejor para tu bebé ya que le aporta todos los componentes nutritivos que un recién nacido necesita. También contiene elementos únicos de acción protectora contra las infecciones.

Dar pecho es una experiencia muy gratificante y, una vez hayas aprendido el truco, sencilla. Continúa intentándolo incluso aunque parezca más fácil dejarla.

La composición de la leche materna

El contenido nutritivo de la leche materna varia según la mujer, el día, la toma y la fase de la lactancia. La lactancia consta de tres fases:

  1. El Calostro: Durante los primeros días de la lactancia se produce un liquido amarillento. Esta leche contiene niveles mas elevados de proteínas, minerales y agentes protectores.
  2. La leche de transición: Las concentraciones de proteínas y minerales descienden rápidamente, a medida que el flujo de leche se estabiliza. Gradualmente, los niveles de energía, grasa y lactosa. La leche de transición dura unas dos semanas.
  3. La leche verdadera: la leche verdadera es de color blanco azulado y tiene poca consistencia.

Aunque la composición de la leche verdadera es variable, este periodo de la lactancia se considera como el más estable y, por lo tanto, se usa como punto de referencia para establecer la composición de la leche materna.


Cómo dar pecho

Es especial durante las tomas, no se te deberá molestar. Relájate y disfruta de ellas; un ambiente sereno y una posición cómoda te ayudara a este fin.

Si prefieres sentarte para dar pecho apoya bien la espalda y si fuera necesario, coloca un almohadón extra entre tu regazo y el bebé. Algunas madres se encuentran mas cómodas acostadas. A la hora de la toma, cundo el bebé empiece a llorar, quizás sientas una sensación de hormigueo o tensión en el pecho esto se conoce como el reflejo “de descenso”.

Acomoda al bebe en tu brazo y sujétate la parte inferior del pecho con la palma de la mano, presionándolo contra el cuerpo. Acaricia con el pezón la mejilla del bebé. Este volverá la cabeza con la boca abierta, prendiéndote del pezón y la mayor parte de la aureola.

El bebé mamara con ansias y a intervalos, utilizando las pausas para descansar. Los bebés a veces cierran los ojos, pero no es porque duerman; simplemente se sienten a gusto mamando con el calor de la madre. Dale un pecho durante todo el tiempo que el bebé quiera, después dale el otro. No hay por que limitar la duración de la toma, ni tampoco se deben dar siempre los dos pechos.

Para finalizar la toma desliza con cuidado un dedo entre el pezón y la boca del bebé, a fin de romper el vacío. Sienta al bebé, sentándole con una mano del pecho y con otra de la espalda.

En esta posición podrá echar gases. Los pezones precisan adaptarse a la succión. Para evitar irritaciones, el primer día deberás dar cada pecho al bebé durante 5 minutos. el segundo día hasta 15 y 20 minutos. No por exceder este tiempo tu bebé mamara mucha mas leche, pero si que te afectara a los pezones.

Después del parto es conveniente que tu y el bebé permanezcan siempre que sea posible en un entorno familiar determinado. Para estimular la producción de leche, es muy importante que te coloques al bebé junto al pecho adecuadamente, a intervalo frecuente, y que puedas darle pecho cuando lo pida. Lo mejor es empezar este proceso una hora después del parto.

Elige siempre una posición en la que te sientas cómoda y que permita al bebé succionar el pecho con facilidad.


Correcta posición de agarro infantil

  • La boca cubre la aureola.
  • Los labios sobresalen.

Poner al bebé en el pecho 

Asegúrate de que el bebé tenga un buen apoyo

  • El bebé debe tener el cuerpo presionado contra el tuyo, estomago contra estomago, y poder llegar fácilmente al pezón.
  • El bebé debe mirar hacia ti, con el cuerpo y la cabeza alineados
  • El bebé no debe estar encogido. Debe mover la cabeza libremente.
  • La boca del bebé debe estar colocada frente al pezón, o a una altura ligeramente inferior.
  • Las piernas y las rodillas del bebé deben estar dobladas.
  • Sujétate la parte inferior del pecho con los dedos y coloca el pulgar en la parte superior, cuidando que quede libre la zona del pezón.
  • Pasa el pezón por la boca del bebé y espera hasta que abra bien la boca.
  • Ponte el bebé en el pecho (no ponga el pecho en el bebé).
  • El bebé debe introducirse en la boca una parte suficientemente grande del pecho. el pezón y la  mandíbula inferior deben estar alineados.
  • Los labios deben estar extendidos hacia fuera y la lengua situada bajo la zona del pezón.
  • El bebé debe tener la barbilla presionada contra el pecho y las fosas nasales libres.

Dar pecho acostada

  • Acuéstate, acomodando el hombro a una altura inferior al almohadón.
  • Colócate de costado y apoya la espalda con un almohadón (si fuera necesario).
  • El bebé debe estar también acostado de lado.
  • El pezón y la boca del bebé deben estar alineados.
  • Si las rodillas del bebé están a la altura de tu estomago, es seguro que la nariz le quedara libre ( a menos que el pecho este muy lleno, o sea muy grande)
  • Si no, acerca a tu cuerpo la cadera del bebé.
  • Tu cuerpo y el del bebé deben describir una V.

Dar pecho sentada

  • Siéntate erguida, con la espalda apoyada en el respaldo de la silla.
  • El bebé debe estar acostado en tus brazos.
  • Coloca al bebé de forma que su estomago pegue con el tuyo o con tu pecho.
  • Asegúrate que el bebé tenga un buen apoyo y no “cuelgue” del pezón.
  • La cabeza y la columna vertebral deben estar lineadas.
  • Si fuera necesario, apoya en un cojín el brazo con el que sostienes al bebé.

Debes hacer reposo

Los primeros días, mientras que esta hospitalizada, el reposo es fácil. Sin embargo, hacer reposo es importante una vez de vuelta a casa. Evita las prisas y el estrés, ya que pueden hacer disminuir la cantidad de leche. Tus días transcurrirán de forma muy distinta. El dar pecho, cambiar pañales y acariciar a tu bebé absorben un buena parte de tu tiempo. las tareas domesticas y las compras deberán  hacerlas entre las tomas.


Higiene

El periodo de la lactancia no exige ninguna medida de higiene extraordinaria.

Tras dar pecho es suficiente con que te laves los pezones con agua cliente (sin jabón, pues te secaría la piel) y dejes el pecho al aire para que los pezones se sequen bien. si pierdes leche entre las tomas no debes preocuparte, es normal.

los pezones son, no obstante, muy sensibles a las condiciones de humedad y pueden irritarse. A fin de evitarlo, usa protectores absorbeleche y cámbialos siempre que sea necesario. asegúrate que estos no tengan el reverso de plástico. La compresas absorbeleche para bebe pueden servir también de ayuda. si ya han producido irritaciones en los pezones, te aliviara mantenerlos descubiertos.


Programa de alimentación

  • Tu bebé tomará la leche que necesite. si tiene hambre, llorará; y una vez satisfecho el apetito parará.
  • Los bebés tienen un estomago muy pequeño, por ello solo toleran cantidades reducidas en cada toma.
  • Así pues, hay que alimentarlos con mucha frecuencia. Durante las primeras semanas tu bebé requerirá de 7 a 8 tomas cada 24 horas, y normalmente una toma por pecho.
  • El bebé aprovecha 3 o 4 horas para descansar y hacer la digestión y tu para reponer la leche.
  • Después del primer mes se puede reducir la frecuencia de las tomas a 5 o 6 veces diarias. normalmente cada toma dura entre 10 a 20 minutos.
  • Al principio mamara con ansias, pero después se sosegará y mamará con más calma según se vaya saciando y le invada la fatiga.
  • El recuento de pañales sucios te proporcionara un medio sencillo para comprobar si el bebe mama lo suficiente
  • Si ensucia de 5 a 6 pañales cada 24 horas, tiene un aspecto sano y parece satisfecho, puedes estar segura que el bebé recibe una alimentación adecuada.
  • Si ensucia menos pañales que los indicados o se presenta algún problema debes consultar a tu pediatra.

Un programa de alimentación a modo de ejemplo

EDAD  TOMAS POR PERIODOS DE 24 HORAS
Recién nacidos 7 a 8
2 a 4 semanas 6 7
1 a 2 meses hasta 6
A partir de los 2 meses Aproximadamente 5

Nutrición de las madres lactantes

Durante la lactancia es importante que cuides tu alimentación; come productos nutritivos y variados y bebe abundante liquido. No sigas un régimen de adelgazamiento, salvo por consejo medico.

Todos los elementos nutritivos que ingieres con los alimentos son trasmitidos a tu bebé por medio de la leche.

Por ello las mamas lactantes precisan requisitos nutritivos incrementados y una cantidad ligeramente superior de energía.

Si mantienes un peso estable puedes estar segura de que tus requisitos de energía están satisfechos.

La alimentación mas indicada consta de verduras y frutas frescas, productos integrales y proteínas.

Líquidos como el agua, como el te y los zumos son importantes, para asegurar una producción suficiente de leche.

Es posible que determinados alimentos influyan en la tolerancia de la leche materna.

Puedes beber te o café solo, pero deberás limitar la cantidad a 3 o 4 tazas. las indicaciones correspondientes a la gestación son también aplicables a la lactancia.

No tome ningún tipo de medicamento, a no ser por prescripción medica. si acudes al medico por el motivo que fuese, menciona que eres lactante.

Nota importante

  • La leche materna es la mejor alimentación para el bebé y es ideal comenzar la lactancia inmediatamente después del parto.
  • Una vez que se ha decidido no dar el pecho al bebé es difícil volverse atrás. si combinas el pecho con el biberón durante las primeras semanas de vida, es posible que descienda la cantidad de propia leche.
  • Es importante que sigas una dieta sana y equilibrada durante la lactancia.

Información cortesía de:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *