Hígado-graso-roemmers-orlidiet

Hígado graso no alcohólico y síndrome metabólico

Hígado graso

El termino hígado graso se refiere a una enfermedad del hígado caracterizada por acumulación de ácidos grasos y triglicéridos en las células hepáticas.

El consumo de alcohol es una causa importante de hígado graso y es un factor que siempre debe considerarse ante una persona con hígado graso. La acumulación de grasa en las células hepáticas puede llevar a inflamación del hígado, con la posibilidad de desarrollar enfermedad crónica con fibrosis y finalmente cirrosis.

Sin embargo, no todas las personas que tienen hígado graso van a desarrollar complicaciones o daño hepático crónico. Sólo lo hará una minoría de personas predispuestas genéticamente y que no cumplan con los cuidados y correcciones necesarias.

Hígado graso no alcohólico (NASH)

Es una enfermedad hepática similar a lo provocado por el alcohol en personas que presentan este hábito. Esta enfermedad esta relacionada y es causada por el denominado síndrome metabólico; el mismo comprende un conjunto de trastornos y enfermedades que se comportan como factores de riesgos y que son entre otros: obesidad, sedentarismo, hipotiroidismo, diabetes, niveles elevados de colesterol y triglicéridos, etc.

Clínicamente, la enfermedad de hígado graso, en general es asintomática, es por ello que generalmente su diagnóstico es casual o debido a la sospecha del médico, ya sea por medio de un análisis de sangre realizado de rutina en donde se encuentran las enzimas hepáticas elevadas (transaminasas) o a raíz de una ecografía abdominal.

Esta enfermedad presenta dos etapas separadas por el aumento de las enzimas del hígado en la sangre.

  • Primera etapa: sin enzimas elevadas que es completamente reversible si se toman las medidas de corrección del metabolismo que lo originaron
  • Segunda etapa: con el aumento de dichas enzimas, que expresa invariablemente que las células hepáticas infilltradas con grasa, comienzan a lesionarse con el consiguiente proceso inflamatorio crónico e irreversible.

Pronóstico y consecuencias

La mayoría de las personas con hígado graso no van a desarrollar consecuencias graves de la enfermedad. Aproximadamente un 20% de las personas pueden tener algún grado de fibrosis hepática en la biopsia, lo que puede llevar a grados más avanzados de la enfermedad, incluyendo la cirrosis hepática y el hepatocarcinoma (cáncer de hígado).

El hígado graso es probablemente la causa más frecuente de cirrosis de causa desconocida.

Síntomas

  • Astenia (debilidad).
  • Malestar en hipocondrio derecho (lugar del abdomen bajo, el último arco costal derecho, donde se el hígado)
  • Anorexia (falta de apetito) y náuseas.
  • El diagnóstico solo puede ser confirmado mediante la biopsia hepática, sin embargo no es necesario realizarla en la mayoría de las personas.

Tratamiento

No tiene tratamiento específico.
Lo que debe hacerse es un correcto control de los factores de riesgo antes mencionados, por ello, el tratamiento fundamental consiste en cambiar el estilo de vida: bajar de peso, aumentar la actividad física, evitar el consumo de alcohol, evitar el tabaco, etc.

Material cortesía de:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *